Todo lo que nunca preguntaste y probablemente nunca quisiste preguntar sobre los búhos

Probablemente os hayáis parado a pensar más de una vez en estas curiosas aves. ¿Por qué tienen esa visión tan espectacular? ¿Y esa capacidad de girar la cabeza a que se debe? Pues bien, todo esto y mucho más hoy en “todo lo que nunca preguntaste y probablemente nunca quisiste preguntar sobre los búhos”

Giro de la cabeza…

Empecemos por explicar el proceso de girar la cabeza. Como bien sabréis son capaces de hacer un giro de 270º en cualquier dirección (una grandísima burrada, la verdad). Esto se debe a que no pueden mover los ojos, sino que para poder observar su alrededor estas aves deben mover su cabeza completamente.

Pero… ¿cómo lo consiguen sin morir en el intento? El caso es que se debe a su complejo flujo sanguíneo. Lo cierto es que tienen “copia de seguridad” de sus arterias. Cuando unas quedan bloqueadas por el giro, otras que quedan libres permiten el suministro de sangre.

Con nocturnidad…

Son aves de la noche. Esto les permite esconderse de otros posibles depredadores, aunque en realidad ellos son de los animales más peligrosos. Con sus afiladas garras son capaces de agarrar a las presas con fuerza.

Esto unido a la capacidad de dilatar sus pupilas para aprovechar al máximo la escasa luz y al excelente oído que tienen, los convierte en unos cazadores realmente temibles.

buho cazando

Vuelo silencioso…

Otra de las cosas que más me fascinan es su capacidad para no hacer nada de ruido a la hora de volar. Cuando un pájaro normal bate las alas, estas hacen que el aire a su alrededor vibre, produciendo así el sonido que llega a nuestros oídos, sin embargo, esto no ocurre en los búhos.

Gracias a un grupo de investigadores de Washinton se ha aclarado el porqué de este vuelo silencioso. Principalmente se debe a tres características relacionadas con la forma de sus alas:

  • En la zona frontal de las alas se encuentran unas plumas muy rígidas que “peinan” el aire reduciendo de esta manera la turbulencia.
  • El borde de las plumas de la parte posterior se parece a las cerdas de un pincel, consiguiendo que el aire entre y salga suavemente, reduciendo el sonido casi a la mitad.
  • A lo largo de todo el ala tienen una especie de cera que actúa a modo de capa protectora, reteniendo las vibraciones y dispersándolas, reduciendo el ruido.

La verdad es que cuentan con unas 200 especies diferentes, y no se localizan en un solo sitio, sino que puedes encontrar uno de estos en cualquier parte del mundo, excepto en la Antártida, donde las extremas temperaturas impiden que puedan vivir.

buho naturaleza

De todo lo que he escrito, lo que más llamó mi atención fue lo del vuelo silencioso. Nunca me había planteado el que pudieran volar de esa manera, pero da miedo pensar que te pueda atacar uno de estos y tú no te enteres hasta que no notes sus garras en tu cuerpo. Afortunadamente apenas se registran ataques a personas, y menos aún en los que un ser humano acabe muriendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s