¿Se hunden las bibliotecas por el peso de los libros?

El otro día, mientras veía una serie de televisión, hablaron de algo que me llamó poderosamente la atención: un arquitecto que diseñó una biblioteca, pero que, al no contar con el peso extra que los libros supondrían a la estructura, esta se vino abajo.

Por defecto profesional, inmediatamente me puse a buscar de qué biblioteca se trataba y quién era el pobre hombre que la diseñó, pero grande fue mi sorpresa cuando descubrí que, al parecer, muchas bibliotecas a lo largo y ancho de todos los continentes experimentaban un hundimiento de sus cimientos por un mal cálculo del edificio.

Esto me mosqueó bastante. Que una persona se olvide de las cargas al diseñar la estructura es raro, pero bueno, podría ocurrir. Que al menos un centenar de bibliotecas sufran el mismo mal…esto huele a chamusquina, y no hay fuego cerca.

Algo no funciona bien…

En Indiana, Nueva York, Bélgica… una larga lista de ciudades en las cuales existían bibliotecas con el mismo problema. Raro. Lo cierto es que no se trata más que de una leyenda urbana.

Es cierto que algunas bibliotecas han sufrido un descenso. Algunas por no realizar un buen estudio del suelo sobre el que se construyeron que resultó no ser tan resistente como se creía, otras porque los materiales empleados en su construcción fueron de peor calidad que los que se precisaban… pero desde luego ninguna porque los libros pesen demasiado.

Los bulos se extienden rápido…

Los rumores empezaron a extenderse sobre la década de los 70 más o menos, y como cualquier otra leyenda urbana se propagó como la pólvora. Al final estos cuentos se vieron reforzados por edificios que realmente se estaban hundiendo, a pesar de que el motivo no eran los libros, pero eso la gente no lo sabía, se le olvidaba o no le importaba.

biblioteca derruida

La verdad es que mola más decir que se hunde porque no calcularon el peso de los libros, a decir que usaron hormigón de menos calidad que la que se necesitaba, menos acero del necesario, o por diversas causas relacionadas con la construcción o un mal reconocimiento del terreno; pero esto no es verdad. La versión de los libros solo se puede usar como metáfora en nuestra vida cotidiana, haciendo ver que quizás cometemos errores por no tener en cuenta la cosa más obvia.

En algunos lugares ponen esta historia como una metáfora de todos los conocimientos que tienen que meterse los estudiantes en la cabeza para superar su paso por la universidad (y bastante acertada desde mi punto de vista), pero cuando escuchemos que alguna biblioteca se hunde por el peso de los libros, no debemos olvidar que es una leyenda urbana, antes de poner al arquitecto o ingeniero que la diseñó a caer de un burro.

Anuncios

2 comentarios en “¿Se hunden las bibliotecas por el peso de los libros?

    1. La verdad es que es un buen modo de empezar una materia de introducción a las estructuras. Seguro que con esta historia despiertas el interés de tus alumnos por las clases 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s